• Cristina Rascón

Mi vientre es un barco fantasma




Mi vientre es un barco fantasma. No hace ruido. No se queja. Navega. Porque es preciso. Mi vientre es una forma de ser espacio, de encontrarme hueca, de ser viento en cuatro direcciones. Mis manos están vacías. No hay hijos. Ni siquiera puedo decir que haya pobladores fantasmas en el viento vientre, en este barco a flote. Nunca los hubo. Mi piel es joven, todavía; mis ojos, azules como el agua que necesita la madera seca, ¿mi placenta?. Pero el cabello blanco susurra mi edad. No hay tragedia en esto, ni felicidad.


Es una forma otra, de saberse mujer completa. Así, surcando el océano de un cuerpo hábil, ¿por qué cargar el barco ahí, como si el vientre fuera un viaje vacío, desquebrajado? ¿Es que esa mujer quiere cargar algo? ¿Es que ha perdido dirección? ¿Es que iba, verdaderamente, hacia algún lado? Hay un barco en la orilla de quien he decidido ser. Entre el lodo y las olas, encallado. No sé bien si fui yo la pasajera, si crecí demasiado y tuve que hacer de él mi equipaje. No sé bien si es un símbolo, de algún rumbo que abandoné. Soy la fantasma, yo; la hija; la pasajera. El Yo lavanda es un navío de células que abraza el viaje de lo que nunca será.


@crisapple76


FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD QUE VIVE EL #ARTECONPLACER Y LA #CULTURACONSENTIDO

  • facebook-EQ
  • twitter-EQ
  • nstagram-EQ

 

Fotografías "Inicio" y "¿Quién es Elisa? Vía: Daniel Carrera @danielcarrera

Vestuario Elisa Queijeiro vía: Nunadá

Joyería Elisa Queijeiro vía: Blue Velvet Box

PARA COLABORACIONES Y PROYECTOS CONTÁCTANOS VÍA CORREO 

 

Elisa Queijeiro 2017. Todos los derechos reservados