• @ElisaQuei

Tomemos el volante de nuestra historia



Hay presidentes que no nos representan. Hay hombres que ostentan el poder y nos dan vergüenza. Las mujeres americanas salieron a la calle a decirlo, de todos los grupos y minorías que Trump ha atacado fueron las primeras en enfrentarlo multitudinariamente. Recordemos: el movimiento feminista comenzó con unas cuantas valientes hace más de tres siglos, las siguieron otras mitad motivadas, mitad asustadas, las más se unieron cuando la situación era insostenible.

Ningún cambio comienza sin acción y sin voz no hay eco. Marchar parecía estar caduco y no lograr nada últimamente, pero cuando la conciencia se mueve y las mujeres se unen las transformaciones comienzan.

Hoy a diferencia del siglo XIX y todavía del XX las mujeres no salen a las calles solas, hoy las acompañan sus hijos -antes se los quitaban-, y también van con ellas sus amigos y socios y hermanos, sus parejas, maridos o amantes hacen voz en conjunto. Dice Catlin Moran que un feminista varón es uno de los productos finales más gloriosos de la evolución. Yo estoy de acuerdo con ella. Pero más allá de un brote fémino en el país vecino, la marcha del sábado es un muestra de que la unidad tiene sentido y que sino hablamos y nos quejamos sin dar la cara o esperamos a que el otro lo haga por nosotros somos cómplices de lo estancado.


Sí, eso somos ¡cómplices! si no tomamos una postura clara empezando en nuestro interior: no a la corrupción, no al machismo y al patriarcado obsoletos, no a la ineptitud y abuso de los gobernantes, no a qué otros decidan por mí. Estamos a un año de vivir aquí las elecciones ¡nos toca! ¿Qué vamos a permitir? Yo siento el momento en mis venas. Seamos inteligentes de manera colectiva, sumemos las individualidades brillantes que nos caracterizan como mexicanos y de una buena vez actuemos en congruencia con lo que decimos que merecemos: y que nunca más nos gobierne una telenovela mal escrita.

Las mexicanas de este país somos herederas de diosas aztecas y nietas de combatientes con falda. Nuestra voz y nuestra acción es determinante para mover hogares, fábricas, puestos, mercados, finanzas, negocios. Ya viene siendo el tiempo que lo sepamos de verdad y actuemos en congruencia, sino lo creemos nosotras nadie lo hará. Necesitamos tejer en armonía y fuerza hasta modificar el rumbo del país que da casa a nuestros hijos.

Las americanas salieron a marchar el sábado indignadas ¡bien por ellas! ¿Y nosotras cuándo? No se trata de tomar las calles, sino el volante de lo que llamamos nuestra historia.


FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD QUE VIVE EL #ARTECONPLACER Y LA #CULTURACONSENTIDO

  • facebook-EQ
  • twitter-EQ
  • nstagram-EQ

 

Fotografías "Inicio" y "¿Quién es Elisa? Vía: Daniel Carrera @danielcarrera

Vestuario Elisa Queijeiro vía: Nunadá

Joyería Elisa Queijeiro vía: Blue Velvet Box

PARA COLABORACIONES Y PROYECTOS CONTÁCTANOS VÍA CORREO 

 

Elisa Queijeiro 2017. Todos los derechos reservados