• @ElisaQuei

Me duele ver a las mujeres que ya no admiran a sus hombres

Me duele ver a las mujeres que ya no admiran a sus hombres, pero tampoco los liberan, sin darse cuenta que en su decisión está inmersa su esclavitud. Esposas claramente infelices que no están dispuestas a soltar su nuevo cetro de poder. Desdén en el cruce de miradas. Descalificación anticipada que mancilla la dignidad de cualquiera. Juicio y condena: “tu culpable, yo estoica” -así se leen a distancia estas parejas. Ninguna mujer debería de ocupar ese lugar, ningún hombre permitirlo.

Los errores, las distracciones, las llamadas traiciones o abandonos, lo que sea que nos hagamos los unos a los otros, siempre traen consigo una carga de información para ambas partes en el juego de dos. ¡Qué difícil admitirlo! Cuánto más fácil ser la víctima que se convierte -con venganza justificada- en victimaria. La amargura de una mujer que no se mira en los errores de su hombre destruye la posibilidad de una relación verdadera. Estos “perdones” se cobran muy caros. Yo sé que el dolor ciega y la rabia mata; que hay situaciones que desequilibran las fuerzas de la pareja para siempre y que nadie debería de vivir. Pero si la unión se obliga, el amor no cabe. ¿De qué sirve hacerse compañía cuando el aire se levanta haciendo murallas de fingimiento? ¿cuándo los hijos vivirán confundidos aprendiendo que el amor es desamor? ¡Qué caro el precio de quedarse junto a alguien si la amargura es la moneda! Más valiera un “no puedo” “no quiero” un “vete y ya veremos” que una mentira que justifica el maltrato. ¿No sería mejor simplemente asumirse humanos? Ser valientes los dos, compasivos, reales, honestos.

Somos hombres y mujeres que nos generamos contrastes, que nos damos experiencias para trascender, la violencia pasiva desde aceptar lo que no merecemos jamás llevará a un buen sitio. No me gustan como recurso y no uso las palabras “ser feliz” por lo común, pero si no perseguimos la paz que nos lleve a ser felices, y si no nos quedamos dónde y con quién nos sentimos amados y así: felices ¿no estaremos desperdiciando la vida que todos sabemos que sí se va?

Arte: Oleg Oprisco Fine Art Photography

FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD QUE VIVE EL #ARTECONPLACER Y LA #CULTURACONSENTIDO

  • facebook-EQ
  • twitter-EQ
  • nstagram-EQ

 

Fotografías "Inicio" y "¿Quién es Elisa? Vía: Daniel Carrera @danielcarrera

Vestuario Elisa Queijeiro vía: Nunadá

Joyería Elisa Queijeiro vía: Blue Velvet Box

PARA COLABORACIONES Y PROYECTOS CONTÁCTANOS VÍA CORREO 

 

Elisa Queijeiro 2017. Todos los derechos reservados