• @ElisaQuei

Confesiones



En eso de la administración de la auto-energía sigo en pañales, la intensidad con la que giro, doy, propongo, me meto, acepto, hago, torno, pienso y siento es tal, que a veces termina por dejarme como un saco de piel y huesos tumbado en la esquina de un sillón, inerte por la fuerza de la gravedad que le gana a todas mis ganas por hacer las cosas; mi mente planea tanto, imagina tanto, el corazón quiere tanto que se le olvida la medicina de la pausa para que el resto de mi ser la alcance.


Una vez estuve muerta. Si muerta y sin ideas, ni ganas, ni vida, hasta las lágrimas salían vacías. La Luz, Dios, mis hijos, y yo en todos ellos: en Dios, en la Luz, en mis motivos me regresaron a mí misma, a ésta. De un porrazo volví a vivir, aprendí a amar y la religión de quedar bien con los demás murió para darle respiración de boca a boca a mi alma y sus anhelos. Quizás por eso me aferro a hacer tanto, recuerdo poco ese episodio de mi vida, me centro mejor en la alegría que me da vivir hoy. Me perdono el exceso de actividad, es que la prefiero, y me consiento un ratito, le doy descanso y un caldo caliente a mi cuerpo, –con eso curaba todo mi madre–, me aguanto la gripa, me sobo la migraña y me regalo silencio, aire… me observo, me reconozco de nuevo, me detengo contenida en un abrazo mío y de quien me ama, priorizo, suelto, y va de nuevo, con menos aprensión, pero sin quitarle la pasión.

FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD QUE VIVE EL #ARTECONPLACER Y LA #CULTURACONSENTIDO

  • facebook-EQ
  • twitter-EQ
  • nstagram-EQ

 

Fotografías "Inicio" y "¿Quién es Elisa? Vía: Daniel Carrera @danielcarrera

Vestuario Elisa Queijeiro vía: Nunadá

Joyería Elisa Queijeiro vía: Blue Velvet Box

PARA COLABORACIONES Y PROYECTOS CONTÁCTANOS VÍA CORREO 

 

Elisa Queijeiro 2017. Todos los derechos reservados