• @ElisaQuei

La primera sinagoga en México





Antecedentes:


Etimología, orígenes e historia de las sinagogas

Las sinagogas cumplen tres funciones básicas dentro de la vida judía, siempre comunitaria:

  • Centro de adoración y rezo para todos los judíos; tanto los servicios diarios matutinos, como vespertinos, las lecturas de la Tora[1], así como los rezos especiales de las festividades, judías se llevan a cabo en la sinagoga.

  • Centro de enseñanza; tanto para niños que no asisten a escuelas judías, como para jóvenes Bat y Bar Mitzvot[2] Así como adultos que desean seguir profundizando en sus conocimientos sobre judaísmo.

  • Centro de reunión de la comunidad; cada evento relevante para la comunidad se llevará a cabo en la sinagoga, así sea de carácter no religioso.


El origen de la palabra sinagoga viene de dos raíces griegas syn (junto) y agerin (guía o conducir) los cuales originan el verbo synagen que significa reunir o congregar. Igualmente se dice que derivo a la palabra en latín “senat” que significa “lugar de reunión”[3].


En la actualidad y lo cotidiano a la sinagoga se le llama de diferente manera según la congregación que sea, es decir, del origen de la misma. Así los Yidish, o judíos de origen europeo principalmente de Polonia y Alemania le llaman “Shoul” , se pronuncia shul; por su parte para los judíos de origen oriental es el “Knis” y para los que practican un rito conservador y/o reformista le llaman simplemente “templo”.


Como quiera que sea el nombre que le den hoy de manera cariñosa las diferentes comunidades a la sinagoga, su finalidad es la misma y desde sus orígenes fue así.


Sobre este asunto, no se ha logrado especificar con exactitud cuando inician las sinagogas, aunque se cree y los estudiosos coinciden, que fue desde el exilio a Babilonia (586 a.C.), al no tener más el Gran Templo de Salomón –construido entre el 955 y 620 a.C.– y perder el lugar donde hacer sus ceremonias y ofrecer sus sacrificios, así como las primicias de su trabajo en el campo. Sobre el dolor que esto significaba para los judíos y el consuelo que necesitaban encontramos evidencias en las palabras del Profeta Ezequiel 11:16 “Aunque les he arrojado lejos entre las naciones, y les he esparcido por las tierras, con todo eso les seré por un pequeño santuario en las tierras a donde lleguen”.



Esquema del Gran Templo de Salomón


Son estas palabras las que se convierten en esperanza, ley y derecho para hacer sus “pequeños santuarios”, que devendrían en sinagogas, en todos los rincones a los que llegaron los judíos.


Pero la historia nos marca su inicio y proliferación tras el retorno de los exiliados de Babilonia a Jerusalén (536 a.C.) y con la creación del Segundo templo. Ya que es el retorno es lo que vuelve necesario la estandarización de rezos, debido a que los que volvían no hablaban la lengua, ni tenían las bases para el culto ritual[4] .


El hecho de que el inicio de las sinagogas esté relacionado con un ritual y rezos formalizados y en horarios específicos (época de Esdras 515 a.C.) , y no con un espacio arquitectónico se debe a que más allá del lugar donde se rece, lo importante en el judaísmo y la verdadera sinagoga son los hombres que se reúnen a rezar: el “minian”[5].


Sin embargo, los espacios físicos cerrados y por tanto privados para llevar a cabo los servicios proliferaban dentro y fuera de Israel, siendo la oración el vínculo que tenía el exiliado con Tierra Santa. Sobre las primeras, tenemos en los evangelios mismos, la prueba de su existencia y su función: Mt 4:23 “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos…..” Mr 6:2 Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga…“ , no siendo estos los únicos versículos y así también en Lucas y Juan y Hechos


Y es en el año 70, después de la destrucción del Segundo Templo por los romanos, y viene otra gran dispersión que las sinagogas se vuelven lugares fundamentales para la conformación de la identidad judía. Haciendo sus rituales transportables, como en su momento fue el Arca de la Alianza con la Torá. Y es la orientación misma de los rezos, hacia Jerusalén, lo que le da a los judíos hasta nuestros días vinculación con Tierra Santa, con su pasado y esperanza de su futuro.



Elementos que conforman una sinagoga


Es importante señalar que las características arquitectónicas y de ornamentación de las sinagogas, al igual que los ritos mismos y las melodías van a variar de una comunidad a otra dependiendo de la tradición que sigan, el nivel de religiosidad y origen de la comunidad. Así, hay rito askenazi y rito sefaradí y rito halebí y rito shami (aunque estos tres últimos se podrían unificar en el rito oriental), y asimismo las costumbres y tradiciones de los rezos van a variar si la comunidad es ortodoxa, conservadora o reformista.


Ahora bien, sin importar las diferencias anteriores todas las sinagogas desde sus inicios y asimismo las de la Edad Media, hasta nuestros días debían contar con los siguientes elementos:


1. Sefer Torah - Rollo de la Ley, contiene el pentateuco entregado a Moisés y está escrito en hebreo con tinta natural y sobre un pergamino de un animal kosher. Lo escriben sólo los sofer, especialistas en este oficio y el idioma para que no se cometa ningún error y sea la misma Torah desde el inicio de los tiempos


Séfer Torah abierto

Envueltos en sus tradiciones vestiduras de terciopelo bordados con colores brillantes como plata y oro


Las Torot[6] se cubren con telas decoradas con motivos judíos y generalmente se van a encontrar en azul, rojo, plateados y dorados, así como blancos.


2. Aron Hakodesh o hejal; Es el armario donde se guardan las Torot, antes era portátil y se llama Tebal, pero es hasta la Edad Media se coloca de manera permanente en el muro oriente de la sinagoga y poco a poco se le hace más grande y ornamentado a partir del S XVI.


Algunos cuentan con escaleras y otros no, igualmente tendrán puertas de diversos materiales que sólo se abren para sacar las Torah y una tela llamada parójet que las cubre y generalmente va a ser también de telas brillantes y bordadas, usualmente utilizado el terciopelo. Se tienen vestigios de éstas desde los rollos del mar muerto y fue justamente en la Edad Media cuando se empezaron a embellecer cada vez más, quedan vestigios de su existencia en los mosaicos. Esta foto es de la 1ª Sinagoga en México (1923) de la Comunidad Monte Sinaí.




Aquí observamos dos púlpitos o bimot frente al Aron Akodesh, después será Maimónides quien lo colocará centrado.


3. La bimá o púlpito; es donde se colocan los rollos de la Torah para ser leídos y se dirige el servicio. Sus materiales son variados, desde madera, mármol, granito etc dependiendo el poder adquisitivo de la comunidad y las costumbre. Fue Maimónides en la Edad Media el que estableció que se colocaran en el centro del recinto para que todos escucharan mejor. En Italia y otros lugares lo colocan en lugar opuesto totalmente al Aron, formando un pasillo central. Después se fue modificando en algunos casos y los reformistas y conservadores pasaron la Bimá junto al Aron Hakodesh frente a la comunidad. Siempre será el lugar más iluminado para que se pueda ver bien al leer. Parte integral de Bimá será el parójet o cortina que separa los rollos del resto de la sinagoga, Igualmente pueden tener también puertas y sólo se abren al sacar los rollos los lunes y los jueves o días festivos.


4. Ventanas; Todas las sinagogas trataran de tener ventanas, por un lado es lo práctico al leer ahí, y veremos como en muchas se convierten en elementos decorativos utilizando incluso rosetones con figuras geométricas, y si bien la referencia bíblica está en Daniel 6:11, pero también los sabios influyeron en su bella construcción y decoración, ya que según el Talmud, el cielo inspira reverencia.


5. Ner Tamid o Luz; es una luz que se mantiene prendida cerca del Aron Hakodesh y se enciende al recibir una sinagoga una Torah y se mantiene así, como símbolo de la presencia divina.



Elementos Decorativos, Arte y Leyes de Halájicas [7]en la Edad Media


Al no existir en la Torah ninguna ley específica sobre la construcción de las sinagogas, éstas fueron bastante libres y adaptadas al momento histórico de cada una de ellas, así como de las posibilidades económicas de cada comunidad. Existen suficientes evidencias, seg como los ornamentos dentro del templo, en el tema, interior, paredes y pisos, trayendo a los artesanos y atistas en muchas ocaún nos asegura Shalom Sabar, especialista en el tema, que prueban que los judíos en tanto es Israel, como fuera buscaban embellecer sus sinagogas por dentro y por fuera, poniendo especial atención en cada detalle como la fachada o las sillas en el interior, paredes y pisos, así como los ornamentos dentro del templo, trayendo a los artesanos y artistas en muchas ocasiones, gentiles o no judíos, para elaborar éstos trabajos[8].


Sin embargo, la decoración como tal de las sinagogas se hacía problemática ya que era claro el 2º mandamientos dado a Moisés en las Tablas de La Ley Ex 20:40 “no te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”. Era por esta ley que los judíos se distinguían de los demás pueblos paganos e idólatras. Los rabinos siempre consultados en los asuntos que causan polémica entre la comunidad se vieron así en innumerables ocasiones en la disyuntiva de atender las necesidades de agradar la parte visual decorando o seguir de manera textual la ley.


Los elementos representativos de las sinagogas que aparecen durante la Edad Media son: Aron Hakodesh empotrado a la pared oriente del templo. Los elementos que tomas fuerza y se hacen más evidentes, bellos y complejos son: La parójet (cortina que divide los rollos de Torah con el templo) se comenzó hacer de telas cada vez más lujosas y bordadas. Hacia finales la aparición del decálogo o Tablas de la Ley como motivo decorativo en el Aron, en la parte superior como coronándolo o bien bordadas en la parójet. La corona o Kéter Torah (sobre el Sefer Torah o el Aron Akodesh) y los leones flanqueando, resguardando (los cuales simbolizan a la Casa de David por eso son tan frecuentes en las sinagogas) aparecen un poco más tarde.



Estructura Arquitectónica


Como se ha mencionado anteriormente lo más importante para los judíos son los hombres que se reúnen a reza, así como los niños a estudiar y los viejos a discutir sobre los temas del judaísmo. De ahí que la estructura arquitectónica del recinto no sea de ciertas características y simbología como en otras religiones. Así varían mucho, sin embargo suele ser una sala generalmente rectangular (aunque existen centralizadas) con las sillas dispuestas alrededor de la Bimá, si es que ésta es central, unas enfrente a otras. En los templos convervadores y reformistas los asientos se disponen en hileras frontales a la Bimá que está colocada al frente y delante del Aron Akodesh. Este último desde la Edad Media estará empotrado en la pared oriente, viendo a Jerusalem y variará sus decoraciones como lo mencionamos anteriormente, pero sí estará decorado y generalmente coronado con algún motivo. La galería de las mujeres, se encuentra dispuesta arriba y atrás en prácticamente todas las sinagogas, separada por balcones, aunque los templos reformistas y conservadores ya quitaron esta costumbre recalcando que es más importante la unidad familiar, que la concentración de los hombres, como en un principio se planteo entre las muchas interpretaciones a esta costumbre. Como se mencionó en un principio la sinagoga es un centro de estudio también y de reunión, por lo que con frecuencia contaba y hoy en día así es, con salones de estudio, oficinas administrativas, un patio donde se pudiera colocar una suca[9] y generalmente una tienda de artículos judaicos y lo que cubra las necesidades específicas de esta comunidad.



Sinagogas Durante la Edad Media


Las más antiguas de las cuales se tiene evidencia son Hamam Lif en Tunisia y Dura-Europos (S. II), ambas pertenecientes al periodo tardío Romano y Bizantino, demuestran la liberta de los artistas y existen vestigios suficientes para demostrar la importancia de la decoración, pasando por alto La Ley y esta tendencia después va a disminuir.


Algunas de las interpretaciones dadas por rabinos de la época fueron: “No te harás estatua de pie en los centros de adoración ,pero las figuras y pinturas decorativas están permitidas, siempre y cuando no cause idolatría” , Rabi Jonathan ben Uzziel[10].


Detalles de mosaicos encontrados de la Sinagoga en Hamam Lif en Tunisia, hay igualmente patos y demás figuras de animales hechas en mosaicos con variedad de colores y estilo no rígidos sino con intención de movimiento y detalle. Las formas son orgánicas y muy inspirados en la naturaleza (análisis estilístico formal)


En estas pinturas hechas sobre la pared oeste de la Sinagoga de Dura-Europos en lo que es hoy siria, vemos claramente pintadas figuras humanas en diferentes actividades. Si bien no son realistas, si pretenden tener movimientos, en la de abajo a la derecha observamos a un hombre con rasgos semitas (cara alargada, barbado, nariz recta larga) y está ataviado con la túnica tradicional judía o talid: Sus pies están calzados e incluso hacen una sombra. Por el gesto que hace con el talid, se está casi abrazando con el, movimiento común entre los hombre judíos al usar este atuendo


Por otro lado, el detalle de esta pintura es interesante porque vemos un hombre de mayor tamaño casi al centro sacando agua de un especie de pozo cubierto por una piedra que alimenta a 12 tiendas, bajo las cuales hay figuras humanas de menor tamaño todos vestidos de diferentes colores. No están hieráticas sino que poseen cierta intensión de movimiento , también tienen rasgos semíticos, de caras alargadas y barbados.(análisis estilístico formal). Y en lo iconológico, por la época y lugar encontrado seguramente se trata de las 12 tribus de Israel, y el candelabro de atrás no es uno cualquiera sino una Menorah, que es el que tiene 8 brazos y se enciende durante la festividad de Janukah y si bien no se contaba con este durante la peregrinación en el desierto es un motivo de identidad judía poderoso. El hombre al centro es Moisés sacando agua de la roca y el camino o riachuelo a cada tribu, significa como cada tribu recibía su porción en el desierto.



__________________________


Este tipo de pinturas junto con más mosaicos encontrados en Sinagogas de Israel, nos demuestran lo contrario a lo que defendía por ejemplo: Bernard Berenson[11], notable conocedor del arte renacentista, y quien aseguraba que “los judíos en la época helenística no poseían ningún tipo de habilidad plática o mecánica”, así como que posteriormente mostraban “muy poco talento”. Por el contrario y de llamar la atención son los mosaicos en las sinagogas de Tiberias y Beth Alfa(S IV), que poseen figuras paganas como medusas y centauros, y aún mas intrigante es el dios del sol, Helios, que aparece en por lo menos 4 sinagogas de la zona rodeado por los signos del zodiaco. Estas figuras e imágenes conforme avanzan los siglos se eliminarán por completo por su paganismo. Pero no todo eran imágenes paganas, sino que también tenemos narraciones bíblicas, como el Rey David tocando el arpa en la Sinagoga de Gaza del S. VI.


Desde el punto de vista religioso judío será difícil siempre interpretar que buscaban los antiguos hebreos con estas representaciones gráficas, serán defendidos por algunos diciendo que no eran mas que piezas de decoración, lo cierto es que el mandato del 2º Mandamiento siempre ha sido expuesto a la interpretación y juicios de los rabinos. Lo que no podemos perder de vista es que lo rabinos sensibles a las circunstancias en la Edad Media y la creciente religión cristiana, deben de haber comprendido la importancia de la imágenes.


Lo que sí jamás se encontrará serán estatuas. No hay vestigios, ni narraciones que nos demuestren que en alguna época los judíos se dieron este permiso.


Conforme avanza la Edad Media y llega la invasión del Islam, tanto a la Tierra de Israel y a Europa Bizantina, la situación para los judíos cambia, aun más en 1721,cuando se mandan demoler todas las imágenes, ahí deben de haber desaparecido los mosaicos de la Sinagoga del S VI Na’aran cerca de Jericó. Lo cierto es que mientras las construcciones cristianas y musulmanas crecían, la apariencia de las sinagogas decrecía, firme reflejo de su situación social.


No fue así en España, que se mantuvo bajo otro califato en lo que se conoció como “la era de oro” donde la convivencia entre judíos, árabes y cristianos fue pacífica e incluso enriquecida mutuamente tanto artística, como culturalmente. Así los vestigios de las sinagogas, por ejemplo la de Toledo llegan hasta nuestros: El Tránsito, presenta con una decoración magnífica hecha a base de estuco, con motivos orgánicos y estilo mudéjar que cubren todas sus paredes de la única nave de la sinagoga. No hay más motivos humanos, ni relatos bíblicos y mucho menos paganos. Sólo inscripciones en hebreo (estilístico formal). Esto se asemeja a lo que hacían los árabes con sus propios recintos, alejados ambos de lo hecho por los cristianos en este periodo que pertenece a la parte alta del arte gótico.


Las leyes se volvieron más estrictas y lo demuestran los escritos de Maimónides (1135-1204) quien se apego a los rabinos talmúdicos sobre las figuras prohibiéndolas por completo dentro de los templos o cualquier lugar judío, solo se permitía pinturas de flora y fauna, también con influencia árabe.


Por su parte los rabinos Ashkenash serán aun más estrictos que los españoles, y en el mismo periodo, incluso en el mismo país, tendrán opiniones e interpretaciones diferentes: Rabi Maharam de Retheburg (1215-1293) pedirá se dejen de hacer cualquier figura como las de las agadot[12] o dentro de los templos, por la distracción que provoca las imágenes y por tanto no adoración del D-s del cielo. Y por su parte, el rabino español Profiat Duran (1361-1444) que decía que los recintos dedicados a la adoración de D-s debían ser embellecidos, ya que El ama la belleza y merece oro y joyas y todo lo mejor en sus recintos[13].

Es la postura de los dos grandes de la Edad Media Maimónides y también de Rabbi Eliakim of Meinz la que prevalece no sólo para el medioevo, sino que trascenderá en Europa sobretodo del este en los periodos posteriores.


Así vamos a ver contrastadas sinagogas más sobrias, hechas en su interior de madera, con otras más lujosas y más decoradas. Ya que, cabe hacer mención que un pie delante de las discusiones y decisiones rabínicas, van los gustos de los mismos fieles que quieren tener en su recinto lo mejor y más bello posible y como lo vamos a notar en muchas, incluidas las primeras de México un sentido aspiracional. Esto obviamente va a poder ser de acuerdo a las posibilidades de cada comunidad.


Dos comunidades, Dos sinagogas en México: Monte Sinaí y Nidje Israel.

Estas dos sinagogas se encuentran en la calle de Justo Sierra en el centro de la ciudad de México, se instalan la 1ª en 1923 y pertenece a la Comunidad Monte Sinai (de origen oriental y de tradición ortodoxa) y 2ª en 1941 llamada Nidjé Israel, de la comunidad Ashkenazi e igualmente de rito ortodoxo.


Tratando de hacer la analogía planteada en la hipótesis trataré de rescatar elementos que se mantienen en esta época y pertenecen al medievo. Al mismo tiempo haciendo una breve descripción estilística formal y en su caso icnonógica (se subrayará para su distinción) en un cuadro comparativo para su fácil lectura.


S. Monte Sinaí 1923

Nidjé Israel (Comunidad Ashkenazi) 1941



Aron Hakodeh


Ligeramente elevado y más sencillo pero igualmente destacado en el recinto está flaqueado por columna blancas de mármol, un semicírculo en la parte superior con inscripciones en hebreo y arriba la Estrella de David. Sabemos ésta lo es por ser elemento característico judío desde tiempos ancestrales.


Está bellamente decorada y ornamentada copia fiel de la sinagoga de Chavel en Lituania. Con columna adosadas de mármol blanco y capiteles en dorado, igualmente la parte superor con una cúpula decorada en blanco y dorado terminando en las tablas de la ley destacando los dos querubines de forma medio animal(patas y cola de león), seres angelicales que están a ambos costados en la parte superior del aron. No son elementos muy comunes a utilizar en las sinagogas por la connotación cristiana que pueden tener, pero en este caso simulan a los ángeles que cuidan el Arca de la Alianza y es también imitación del armario de la sinagoga de Lituania. Los leones aparecen hacia el S XVIII y representan a la Casa de David. Estos querubines son una combinación.



Parójet

El parójet es igualmente de terciopelo rojo, aunque menos obscuro y sus bordados en dorado con motivos judaicos, como la corona, candelabros y las tablas de la ley. Estos elemento menos la corona se generalizaron durante la edad Media.


Es de terciopelo color vino obscuro y sólo tiene bordadas en hilo dorado estrellas, las cuales por el lugar son Estrellas de David



BIMÁ


En los dos casos centrales (como lo instituyó Maimónides), nada más que se distingue más en Nidjé Israel, por el tamaño del templo que es mayor. Igualmente ambos están en alto, característica que no se sabe bien si es anterior a la Edad Media o posterior, pero que sabemos asemeja quizás desde donde Ezrá leía públicamente la ley (Nehemías 8:4)


Monte Sinaí está construido con cemento con padecería de vidrio, simulando granito y no posee columnas


Se considera la bimá más suntuosa de las sinagogas en México, hecha de madera ricamente trabajada con vidrios tallados describen instrumentos musicales (en el rito ashkenazi la música y cantos son parte fundamental, el jazan o cantor es casi igual de importante que el rabino, de ahí quizás que le dan tanta importancia a los instrumentos musicales), así como símbolos recurrentes del judaísmo como son el talid, la hoja de palma y la estrella de David. Las 8 columnas que la flanquean son utilizadas posteriormente de la Edad Media.



Sefer Torah


Sólo la de Monte Sinaí tiene, ya que un pequeño grpo. de hombres la mantienen viva, rezando ahí todas las tardes. No hay Rollos de la Ley y no se practica ningún rezo, sin embargo si se trajera y hubiera minian perfectamente se podría reactivar (como detalle curioso no hace falta ponerse Kipá, la pequeña gorrita que utilizan los judíos al entrar a este templo porque no hay rollos, es opcional)



Ventanas


Tres hermosos ventanales estilo morisco, por ser de donde viene esta comunidad

Dispuestas todo el rededor, arriba en la galería de mujeres y abajo todas están bellamente decoradas con motivos judíos como Estrellas de David y donde hay color es azul, simulando el cielo.



Galería de las Mujeres


Si bien existe no está en uso, es decorativa, incluso no hay manera de acceder. Es un pasillo como medio círculo con sus bancas pegadas a la pared.

Ocupa tres de las cuatro paredes del templo, es iluminada y espaciosa.



Decoración General


Es sobria y elegante con bancas talladas en madera, dispuestas todas alrededor de la bimá. Los candelabros se distingue sobretodo los de aceite que son característicos de las comunidades de oriente. En general es un espacio pequeño y que se siente reflexivo.


Es luminoso y espectacular, denota luz y prosperidad, es de llamar la atención que las columnas y paredes parecen ser de mármol rosa, sin embargo están pintadas haciendo esta imitación (lo que nos demuestra la característica aspiracional de esta comunidad). Da necesariamente una sensación de lujo y grandeza, de querer decir algo a través de su decoración. Otro aspecto a destacar es el fresco que esta sobre la galería de las mujeres, justo enfrente del Aron Akodesh, ya que es una representación “real” del pasaje del Jardín de Eden con animales y árboles. Esto no es común en las sinagogas y menos en las actuales, pero como se observó si había narraciones bíblicas en la Dura-Europos y después a lo largo de Edad Media se acepto, sino se fomentó con objetivo didáctico y por influencia necesaria de la época. Encontré un fresco sumamente parecido en la sinagoga Kneset Israel, en Toronto, Canadá. También de la Comunidad Ashkenazi (foto3).


El techo también está ricamente decorado todo con motivos judaícos, aunque también observaremos repetidamente animales a lo largo de toda la sinagoga. También encontramos estás posibilidad desde la Edad Media, más en España y como influencia árabe quizás, al igual que la fauna pintada.



CONLUSIÓN


Los judíos se han caracterizado como un pueblo que pelea con “uñas y dientes” por mantener y conservar sus tradiciones exactas. No dejan pasar a sus generaciones nuevas sin que sepan los porqués de las cosas que hacen, con todas las interpretaciones que se le han dado, ya que como dicen “donde hay 10 judíos hay 11 opiniones”. Sin embargo, es este estudio, este cuestionamiento constante, este fomentar lo que son con explicaciones ancestrales lo que los ha hecho quizás sobrevivir como tal. Igualmente considero, y por esto inicio con este comentario mis comentarios, que es esta misma razón por la cual los elementos encontrados en la sinagogas medievales, y aún más antiguas, se repiten de manera casi idéntica hasta nuestros días.


Así ha habido evolución en las sinagogas a lo largo de los tiempos, adaptándose a los gustos y características de la época y región donde se encuentra la comunidad, pero siempre traen consigo su bagaje, normas y características que los hacen los espacios judíos de concentración y continuidad, de alguna manera la posibilidad de seguir existiendo, tanto dentro de Israel, como en la diáspora.


Así que fue interesantísimo ver de la mano de fuentes fidedignas, que los elementos como: Aron Hakodesh, parójet, séfer torah, ner tamid o luz y bimá, siguen siendo iguales. Que la galería de las mujeres igualmente y la conformación de la sala, al igual que la colocación de los elementos para la liturgia, y que la lucha por decorar de manera bella, pero sin paganismo, ni idolatría también los invadió al igual que al cristianismo en su momento.


Sé que por mucho hay más que analizar, y más sinagogas y sus vestigios que comparar: historia que nos cuenta que pasó en pedazos de arte. Como también sé que la historia de los judíos en México hasta nuestros días, después de las mencionadas y analizadas sinagogas es mucha y de interés sería abarcarlo todo. Sin embargo, quiero “con humildad y honestidad” recalcar que este trabajo fue una travesía y un espejo de lo aprendido durante este trimestre, ya que me hizo darme cuenta como mi mirada al arte y sus elementos ha cambiado, y la capacidad de análisis, por tanto de búsqueda e investigación para resolver la curiosidad despertada por el conocimiento adquirido fue sorpresiva para mí misma. Disfrute asimismo muchísimo hacerlo, agradezco por tanto la oportunidad y la generosidad de la enseñanza.




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Rivka and Ben-Zion Dorfman “Synagogues Without Jews”, The Jews Publication Society 2000 (Philadelphia) .


Mónica Unikel-Fasja y Moy Volcovich “Sinagogas de México” Primera Edición 2002 (México)


Emili Mitrani y Ersin Alok “Anatolian Synagogues” First Edition 1992 (Istambul)


Neil Folberg “And I Shall Dwell Among Them, Historic Synagogues Of The World” Aperture Foundation Inc, 1995, New York


Carol Herselle Krinsky, “Synagogues or Europe”, Dover Publications, Inc, Mineaola Ney York



Cibergrafía


http://etimologias.dechile.net/?sinagoga

http://www.shalomhaverim.org/de_donde_descienden_los_askenazi.htm


[1] Libro de la Ley judía que comprende los 5 libros del Antiguo Testamento


[2] A la edad de 12 años las niñas y 13 los niños casi jóvenes judíos, se convierten para la comunidad en hombre y mujeres judías con responsabilidades y derechos dentro de la comunidad. Para lo cual estudian en la sinagoga a lo largo de un año o en algunos casos más, para que los niños lean por primera vez la Tora o Libro de la Ley Judía y ellas cantar los rezos, así como conocer y practicar los valores judíos.


[3] Emili Mitrani y Ersin Alok “Anatolian Synagogues” First Edition 1992 (Istambul) 17.


[4] Mónica Unikel-Fasja y Moy Volcovich “Sinagogas de México” Primera Edición 2002 (México) 22


[5] Grupo de diez hombre judíos que hayan hecho Bar Mitzvá y requisito para que se pueda llevar a cabo cualquier rezo judío.


[6] Torot plural de Torah


[7] La Halajá es la recopilación de las principales leyes judías, incluyen los 613 mitzvot (preceptos en hebreo) que están en la Toran y posteriormente las leyes talmúdicas y rabínicas, así como sus tradiciones y costumbres.


[8] Rivka and Ben-Zion Dorfman “Synagogues Without Jews”, The Jews Publication Society 2000 (Philadelphia) 308.


[9] Se coloca durante la Fiesta de los Tabernáculos, después de las fiestas mayores para recordar el peregrinaje del pueblo por el desierto y simboliza la humildad.


[10] No deja de llamar la atención la similitud de pensamiento con los obispos en la Edad Media, que se cuestionaban lo mismo, pero sobre las figuras de santos y la virgen y el mismo Jesús, utilizados en un principio más como didácticos. Asó los observamos también en las siguientes pinturas de la Sinagoga de Dura-Europos.


[11] Rivka and Ben-Zion Dorfman “Synagogues Without Jews”, The Jews Publication Society 2000 (Philadelphia) 308.


[12] Libro de rezos y liturgia de la cena de pésaj


[13] Cómo se parecen estas discusiones a las sostenidas por el obispo de St Denis Surger iniciador del gótico con su igual Bernardo de Claraval que sostenía la postura contraria

FORMA PARTE DE UNA COMUNIDAD QUE VIVE EL #ARTECONPLACER Y LA #CULTURACONSENTIDO

  • facebook-EQ
  • twitter-EQ
  • nstagram-EQ

 

Fotografías "Inicio" y "¿Quién es Elisa? Vía: Daniel Carrera @danielcarrera

Vestuario Elisa Queijeiro vía: Nunadá

Joyería Elisa Queijeiro vía: Blue Velvet Box

PARA COLABORACIONES Y PROYECTOS CONTÁCTANOS VÍA CORREO 

 

Elisa Queijeiro 2017. Todos los derechos reservados